Fraudes y estafas comunes durante la crisis

Durante tiempos tormentosos los delincuentes cibernéticos saben pescar muy bien
Comúnmente los delitos cibernéticos operan en cualquier circunstancia normal, pero cuando ocurren eventos extraordinarios, las actividades criminales se disparan en la red explotando a tantas personas que no deja de ser causa de asombro.

Sabemos que los criminales tienen éxito en sus ataques, porque las personas que ceden ante los acercamientos de fraude, utilizan algo que no tiene que ver con la tecnología ni con las leyes que regulan el campo de las finanzas.

Las personas caen víctimas de fraude por codicia y por temor. Todos estamos a riesgo de ceder a una o ambas tentaciones y los criminales lo saben. La codicia es la base del "phishing", actividad que consiste en hacer una oferta tentadora a las personas logrando que muchos caigan en ella.

Por otro lado está la explotación del temor, miedo y pánico. Las personas temen perder algo valioso y acceden a recibir ayuda para proteger sus bienes y, en el proceso, cometen el grave error de confiar en perfectos desconocidos y les comparten sus cuentas de banco, tarjetas de crédito y las contraseñas.

Mire algunas formas de mantener su computadora y su información personal a salvo cuando se conecta a internet, según los servicios de protección del gobierno de los Estados Unidos:

Qué hacer

  • Aprenda a reconocer fraudes y estafas comunes. Descubra las señales de alarma de fraude cibernético, como el “phishing” y otros tipos de estafas en línea (en inglés). 
  • Actualice el software de su computadora. Descargue las versiones más nuevas de su sistema operativo, navegadores y aplicaciones. 
  • Hable con sus hijos sobre cómo mantenerse a salvo y ser responsables en línea. Ayúdelos a protegerse enseñándoles acerca de los riesgos en internet. 

Lo que no debe hacer

  • No comparta su contraseña o información sensible con personas en las que no confía. Piense por qué esa persona necesita la información y si hay una razón válida para compartirla. 
  • Mantenga segura su computadora portátil cuando la utiliza en público, para que su información personal no caiga en manos de un ladrón de identidad. 
  • No utilice las mismas contraseñas para múltiples cuentas. Trate de hacer sus contraseñas impredecibles y evite usar nombres, fechas o palabras comunes. 
  • No dé su información personal a través de sitios web sin encriptación. Cuando compre o haga trámites bancarios en línea, use solo sitios web que utilizan encriptación para proteger su información desde que sale de su computadora hasta que llega al servidor de esa compañía.
Para una guía completa sobre protección, visite: Seguridad en internet

Comentarios